Como diferenciar una picadura de garrapata con un lunar

  • Aseguran que alguno pacientes llegan creyendo que les ha salido un bulto o lunar y resulta ser una garrapata

En verano aumentan las picaduras de garrapata y los dermatólogos atienden en sus consultas a pacientes que las han confundido con un nuevo lunar o un bulto de la piel, y que si no se tratan pueden derivar en la enfermedad de Lyme, que produce fiebre, cansancio, dolor de cabeza y sarpullido.PUBLICIDADhttps://527b5b829a5586da6f08ea9a51f26e46.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html

“Revisar la piel es una responsabilidad individual y saber en cada momento qué nuevos lunares o rarezas nos salen es fundamental para evitar este tipo de problemas”, ha señalado el jefe de Dermatología de Vithas Málaga y Vithas Xanit, Enrique Herrera.

En el caso de las picaduras de garrapata, el paciente acude la mayoría de las veces a consulta porque “se ha notado un bulto o un lunar nuevo”, pero al mirarlo de cerca se comprueba que es una garrapata clavada en la piel que “normalmente lleva ya unos días ahí”, ha explicado en un comunicado.

Las garrapatas habitan en zonas con muchos árboles o animales, también en jardines, piscinas y hay incluso en la playa, y son más activas durante los meses cálidos, es decir de abril a septiembre.PUBLICIDAD

Tienden a picar en la cabeza, axilas, ombligo e ingles, de ahí la importancia de llevar la ropa adecuada cuando se hace ejercicio al aire libre durante estos meses, apunta.

Una vez que se detecta la garrapata en la piel, hay que acudir al especialista y el proceso de extracción “se tiene que hacer con especial cuidado”, ya que “hay que evitar que la cabeza se quede dentro de la piel para no correr el riesgo de infección”.

Para ello, “con unas pinzas se agarra con firmeza la cabeza de la garrapata y se tira con fuerza y de forma ininterrumpida”, sin retorcer mientras se extrae, ha indicado el doctor Herrera.

Si la picadura no se trata podría derivar en la enfermedad Lyme, que produce fiebre, cansancio, dolor de cabeza y sarpullido en la zona, y la infección puede propagarse a las articulaciones, el corazón y el sistema nervioso.

Los expertos recomiendan un chequeo dermatológico en esta época del año para verificar el buen estado de los lunares y demás erupciones, con el fin de evitar enfermedades de la piel como el cáncer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: