Empatía, hasta que punto resulta beneficioso ser bueno con los demás?

No es nueva, apenas hace unos meses que la vi en TV y su mensaje me impactó. El título de la película es el niño con la pijama de rayas; la trama  es fuerte, pero te la recomiendo si deseas aprender o reforzar habilidades de inteligencia emocional. Está ubicada en la época durante la segunda guerra mundial.
 
¿Ya la viste?
 
Bruno es hijo de un comandante del régimen nazi, que le asignan un nuevo puesto en un campo de concentración, ese lugar era Auschwitz; aburrido por no tener con quien jugar, Bruno divisa desde la ventana de su nuevo hogar un grupo de personas vestidas con pijamas de rayas, se trataba de los prisioneros del campo de concentración, pero en su inocencia, Bruno pensaba que eran granjeros.
 
Bruno decide explorar los alrededores y llega al campo de concentración, conoce a Shmuel un niño judío quien se encontraba dentro de la alambrada y se vuelven muy buenos amigos.
 
Después de un tiempo, los padres de Bruno deciden mudarse pues consideran que no es un buen lugar para sus hijos. Unos días antes de la mudanza, Bruno va darle la noticia a su amigo y ese día encuentra a Shmuel triste porque no encuentra a su padre. Para demostrar solidaridad con su amigo, Bruno decide cruzar la alambrada y vestirse con un uniforme de pijama de rayas para ayudarle en la búsqueda.
 
Pero en la búsqueda los soldados forman un grupo de prisioneros en los que se encuentran Bruno y Shmuel. El grupo es llevado a la cámara de gas, donde Bruno y Shmuel mueren.
 

Mensaje

 
El mensaje que deseo rescatar de esta historia es sobre la habilidad de la empatía. Las personas empáticas tienen la capacidad emocional de entender a los demás, coloquialmente hablando, se ponen en los zapatos de otras personas para entender lo que sienten.
 
Es una habilidad de gran ayuda para desarrollar relaciones personales y también en el trabajo. ¿A quién no le gustaría convivir con una persona quien nos entiende? De hecho, una de las características de una persona con alta inteligencia es que es empática.
 
Ser una persona empática tiene muchas ventajas, pero hay un punto en el que hay que poner atención para que no se convierta en desventaja.
 
Al ponerte en los zapatos de los demás para tratar de entender lo que la otra persona siente, cuídate de no absorber las emociones negativas, esto es, no te dejes llevar por lo que la otra persona siente.
 
Ayuda a los demás, en la familia, en el trabajo, es muy satisfactorio hacerlo, pero no permitas que tu energía se drene.
 
Te voy a decir algo más, no se trata de que llegues a ser egoísta, más bien míralo desde el siguiente punto de vista, debes pensar en ti primero para cuidarte, para estar bien, porque si tú estás bien entonces podrás ayudar a más personas.

Por Ignacio Martinez
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: